"Mantis conquense"


Dicen que era extraordinariamente atractiva, que todos perdían la cabeza por ella. Dicen que era de Cuenca, que era muy religiosa, que rezaba sus acostumbradas jaculatorias postrada siempre en dirección a su tierra. Dicen que, al sentir cualquier rigidez en su espalda, disimulaba el gesto y lanzaba una enigmática sonrisa.

Finalista en la gran quedada de los "Dinosaurios cincuentistas" (enero 2020), donde ganó, mi amiga invisible Belén Mateos.

1 comentario:

Yolanda dijo...

Genial! Siempre es un placer leerte.