domingo, 10 de junio de 2018

"Chirimiri"













Todo empezó con un gesto inocente de una mano sacudiendo el aire, después un reproche azucarado, otro amargo, una mirada de vidrio por encima del hombro, un desdén inapreciable, otro abierto y ofensivo... Y poco a poco empezó a llover. Minúsculas gotas que nos empaparon sin darnos cuenta, muy despacio, de puntillas. Resbalaron por nuestra frente, se detuvieron en nuestra cara para buscar un nuevo surco y se colgaron de la comisura de nuestros labios para disolver las sonrisas. Penetraron luego por la boca, nos anudaron la garganta y se precipitaron por un laberinto de silencios hasta anegar los sueños. Y después siguieron los relámpagos y los truenos que resquebrajaron el horizonte.


Primer premio XLIX Certamen Literario Albaricoque de Oro

viernes, 1 de junio de 2018

"El cenicero"

Ahora soy esa chica que nunca me dejaste ser. Por fin puedo recuperar la sonrisa y desconectar el GPS que me colocaste al conocernos. ¡Ah!, y escucha: Pienso volver a fumar. Empezaré con diez cartones de un tirón, para ir sacudiendo los cigarrillos en la urna que guarda tus cenizas.


Ganador semanal el 01.06.2018
Frase obligada: "...ahora soy esa chica..." y menos de 50 palabras

sábado, 5 de mayo de 2018

"Ojos verdes"



Me dijo que me odiaba, pero cada gesto la estaba delatando. Era evidente que mentía. Lo supe por aquel esquivarme la mirada, por mirar hacia arriba y a la izquierda, el taparse la boca y la nariz… Además, con aquellos ojos verdes… Mentía como un bellaco.


Ganador semanal el 04.05.2018 en Radio Castellón, Cadena Ser. Frase obligada "...cada gesto..." y 50 palabras máximo.

domingo, 29 de abril de 2018

"La Academia"


Sacó de la bocamanga las uñas para acariciar su pelo ensortijado. «Sígueme, pequeño», le dijo, y Miguel lo hizo con un pequeño trotecillo. «Están esperando», sentenció con su voz de soprano. Se detuvieron. El director del casting lo acarició nuevamente y le ofreció un brebaje. «Bebe, esto te ayudará». Bebió. Su voluntad abandonó su cuerpo y se refugió en el rincón opuesto del estudio mientras se tumbaba mecánicamente sobre una mesa de mármol. Alguien descubrió lentamente sus genitales, los palpó, vendó, retorció y sajó de un solo envite. Un alarido sublime coronó la cúspide de un pentagrama. El director sonrió.


Finalista en Wonderland, el 28.04.2018

martes, 24 de abril de 2018

"Recurso de apelación"


Nos echaron del huerto con un tono poco elegante, Señoría, con una mano delante y otra detrás para sujetar las dos hojas de parra que apenas aguantaron los rigores del primer otoño. Honestamente, creemos que la pena no se ajusta a los principios de proporcionalidad. No hubo fuerza ni violencia, no hubo traición ni embozo, nocturnidad ni escalo. No hubo siquiera premeditación y su valor no superaba, ni con mucho, los cuatrocientos euros. Estamos por tanto ante un simple delito leve de hurto. Hacernos caminar por este desierto de lágrimas y muerte, resulta una pena desmesurada cuando menos. Las pruebas aportadas se obtuvieron violando los derechos elementales de intimidad y privacidad. Si añadimos además la opacidad de las advertencias y que no se ha probado debidamente la propiedad del manzano, consideramos de justicia la nulidad de la sentencia y el sobreseimiento del expediente.
Gracia que esperamos merecer de su clemencia.



Seleccionado en el mes de abril por la Mutualidad de la Abogacía.
Palabras obligadas: Caminar, elegante, intimidad, traición y expediente, con un máximo de 150 palabras.

lunes, 16 de abril de 2018

"Bola de sebo"





Dos horas de carcajadas y empujones se habían convertido en una humillación sin fin. «¡Venga, gordo, que los tienes delante!» Escuché un golpe seco y un líquido viscoso me salpicó la cara. Al principio no supe si eran botijos, cabezas o piñatas, pero con los ojos vendados, ¿quién podría culparme?



Ganador semanal el 13.04.2018 en Castellón Radio. Frase obligada "una humillación sin fin..."

jueves, 5 de abril de 2018

"Don Luis"












 https://photos.app.goo.gl/1nBB6deeuUKxzLZF2


Mi novia era suave al tacto y bien formada. De risa suelta y creo, además, que era bastante alta. Nos conocimos y tratamos siempre sentados, en el reservado de una venta, donde el ardor de mi juventud, al amparo de la oscuridad, pretendió varias veces doblegar su resistencia. Sin embargo, el magma de mis labios no pudo con la frialdad de sus dientes ni con la estrechez de sus piernas apretadas. Forcejeamos; larga e intensamente, pero resultaba un duelo desigual porque su frialdad era tan intensa que se me antojaba… de otro mundo. Estuve a punto de dejar allí la vitalidad de mis veinte años convertida en hielo y privar a la historia de mis hazañas y conquistas posteriores. Cansado de aquella penumbra, de su risa floja y de que mi lengua tropezara siempre con la barrera gélida de sus dientes, acerqué una palmatoria a su rostro para poder verle la cara. Recorrió entonces mi cuerpo la sensación de un hierro candente sumergido en un barreño de agua fría. Me levanté de un salto. Yo pensaba poner una muesca más en el puño de mi espada y creo que fue ella la que casi, casi, la puso en su guadaña.





Finalista en "La Redonda te Cuenta". Relato escenificado por La compañía Hilo en el teatro La Redonda. Lema: "Los duelos".

jueves, 22 de marzo de 2018

"Mi vecina Breda"



La realidad se le hizo intermitente cuando abrió los ojos y los volvió a cerrar. Estaba terriblemente cansado y Morfeo vino a poner un poco de color en su vida y convertirle en un pintor de renombre. El cielo, rojo sangre, había puesto un toque impresionista en el exagerado realismo de la ventana. El espejo de la cómoda, roto en mil pedazos, se empeñaba en reproducirlo al más puro estilo cubista, y Breda acababa de rendir su entusiasmo debajo de sus sábanas buscando lanzas imposibles en un bodegón de naturaleza muerta. Breda era una ninfa que, diríase salida de un cuadro de Rubens, y se había pasado para ofrecerle su exuberancia barroca, pero Manolo estaba muy cansado y tenía todo su romanticismo hecho grumos en el puntillismo del gotelé. Se despertó sobresaltado. Eran la nueve de la mañana y había quedado con la vecina del quinto para pintarle la casa.


Primer premio el 20.03.2018 en el certamen "Escritores de Rivas", sujeto al lema "Soñando".

domingo, 28 de enero de 2018

"La Custodia"













La furgoneta de su padre no estaba mal, pero el R8 de su madre con 230 caballos relinchando nada más abrir la puerta, era otra cosa. Resultaba gracioso ver cómo se disputaban su cariño, especialmente ahora, cuando estaba a punto de cumplir los doce y su opinión podría tener importancia. No se podía comparar la Play S4 de su madre con el futbolín trasnochado de su padre, pero con la mala racha del pobre, tendría que darle otra oportunidad. A ver con los Reyes. Y lo del Mediador Familiar, sin problemas. Sabía de sobra que estaba loco por sus trenzas.


Finalista en Wonderland el 27.01.2018

"Dietas y tentaciones"













Al igual que Ulises, se ató al palo mayor en un momento de cordura. ¡Dios, cómo le dolía el alma cuando empezaron los susurros y las olas agitaron el cascarón de su cuerpo, cuando aquel perfume le atravesó de parte a parte y convirtió su vello en un bosque de falos enloquecidos! Maldijo aquel primer momento de cordura y el momento en que abandonó la consulta con los ojos de la dietista clavados en su espalda. Súbitamente, detuvo su enorme cuerpo tan hambriento, tan sin voluntad, dobló cuidadosamente la cordura en una silla del pasillo y entró en la consulta.

Finalista en Wonderland el 27.01.2018 

miércoles, 17 de enero de 2018

"Gusanos"


https://photos.app.goo.gl/MQdC4Zm6oKWijRde2



"Gusanos", finalista el 15.01.2018 en el certamen de Escritores de Rivas "Escríbeme una foto"
El relato debía estar inspirado en la foto con un máximo de 150 palabras.


domingo, 31 de diciembre de 2017

"Relatos y retablos"



─Después de 97 relatos, 14 días de 25 horas invertidos, y 60 GB consumidas, fue cuando me di cuenta que era invisible.
─No desesperes, Chirinos.
–Tú eres cristiano viejo, Chanfalla, y donde no te llega la vista te alcanza la fe. Yo, sin embargo, empiezo a dudarlo. Por cierto, ¿qué será de ellos?
–¡Quién sabe! Esperarán mejores vientos.

–¡Ojalá que no, Chanfalla!, que el viento es el principal culpable del olvido. ¡menos mal que este oficio tiene otros consuelos

Ganador semanal en Radio Castellón el 29.12.2017. La oración obligada era la subrayada.

jueves, 14 de diciembre de 2017

"Shaira y Nela"


Un cielo rojo de sangre y fuego tiñe la sabana. Shaira, apoyada en la pared de barro de su minúscula choza, espera que la negritud de la noche oscurezca un poco más su piel cuarteada. Cuando las moscas se hagan insoportables, cerrará sus ojos secos, grandes y blancos; se acurrucará un poco más sobre sus piernas, y desplegará las hojas de aquella revista que el viento trajo un día hasta su puerta. Magia de papel con fotografías de un pueblo muy lejano, rojo también de abundancia y risas. Shaira levanta sus ojos cansados para mirar a las cebras recortando el cielo ensangrentado y sueña con todas sus fuerzas, antes de que lleguen las moscas, antes de que llegue la negritud de la noche para cubrir la manyatta.

Muy lejos de allí, sentada en el alféizar de su ventana, Nela mira cómo limpian su calle, la calle del Cid. Una luz mortecina envuelve los edificios de Buñol y apenas se ven ya los restos de la “Tomatina”. Nela apura su copa mientras hojea una revista. Ha sido un día intenso y está cansada. Las yemas de sus dedos se detienen sobre un atardecer en la sabana de Tanzania y unas cebras recortando el horizonte. Acaricia la fotografía. Cierra los ojos. Sueña. Respira muy fuerte y se deja llevar por un paisaje donde todo es de verdad. Un paisaje rojo de sangre y fuego.


Segundo premio en III concurso Fundación Ilumináfrica (Modalidad África).