domingo, 28 de enero de 2018

"Dietas y tentaciones"













Al igual que Ulises, se ató al palo mayor en un momento de cordura. ¡Dios, cómo le dolía el alma cuando empezaron los susurros y las olas agitaron el cascarón de su cuerpo, cuando aquel perfume le atravesó de parte a parte y convirtió su vello en un bosque de falos enloquecidos! Maldijo aquel primer momento de cordura y el momento en que abandonó la consulta con los ojos de la dietista clavados en su espalda. Súbitamente, detuvo su enorme cuerpo tan hambriento, tan sin voluntad, dobló cuidadosamente la cordura en una silla del pasillo y entró en la consulta.

Finalista en Wonderland el 27.01.2018 

No hay comentarios:

Publicar un comentario