martes, 7 de noviembre de 2017

"Fantasmas en Comala"


─No le pidas nada, Juan, pero no vuelvas sin cobrarte lo que nos debe.

Y Juan, desde la puerta, esperó a que su madre soltara el último aliento. Se acercó a la cama, cruzó sobre el pecho sus manos de sarmiento y le cerró los ojos que habían empezado a fermentar. Se acomodó después el hatillo con un pequeño brinco y salió hacia Comala con la sombra siguiéndole a distancia.

El día de Difuntos, México entero huele a cempasúchil y jaboneras, pan de muertos, veladoras, mezcal y risas, pero en Comala… en Comala es así todos los días del año.

Un charro le salió al encuentro.

─No debiste venir, Juan. Tu padre ha muerto, todos han muerto hace mucho tiempo.

─Pues he visto gente horita mismo paseando por el pueblo…

─Son fantasmas, Juan. Esto es un páramo yermo donde no hay Pedros, ni Luises ni Juanes. Comala es un recuerdo.

El charro se dio media vuelta, espoleó al caballo y dejó de existir.

«Cóbrate lo que nos debe, Juan», le había dicho su madre poco antes de soltar el último aliento, poco antes de acomodarse el hatillo a la espalda y dejar que un enjambre de moscas frotara sus patas junto al lecho mientras él se alejaba con el aire pegado a la espalda.


Juan subió por el camino que hay pasada la Media Luna, se despojó de su sombra junto al ciprés que hay en el pórtico del panteón y se adentró en el Mictlán dispuesto a cobrarse.


Uno de los 20 seleccionados por Zenda/Iberdrola y que optaron al premio final. Un humilde homenaje a Pedro Páramo.

3 comentarios:

  1. Magistral Luis. Espero que sepan valorarlo.

    ResponderEliminar
  2. Que poco original, y que falta de creatividad. Eso es Pedro Páramo de Juan Rulfo.

    ResponderEliminar
  3. Con las pistas que doy no me sorprende tu agudeza. Sí, he pretendido hacer un homenaje a una de las mejores obras en lengua castellana (para mí, entre las cinco mejores). Por cierto, me ha parecido apreciar un par de faltas de ortografía en tu comentario; tres si consideramos a la conjunción copulativa la función que tiene. ¿Acabas de crear un perfil para permanecer opaca? No pasa nada, Dolores, que no me ofendo.

    ResponderEliminar