sábado, 12 de noviembre de 2016

"La Scuola"

<










Ojos de azufre dentro de su capucha.
«No tengas miedo, hijo mío, escucha la llamada de Dios».
Uñas curvas que acarician su pelo.
«Ayúdame, madre, yo no quiero cantar en el coro».
Una voz cavernosa.
«Síguenos, guardaremos para siempre tu voz diamantina».
Despunta el alba y un cielo de plata recorta la silueta de la abadía.
«Bebe, hijo mío, este brebaje te ayudará».
Cae sobre una mesa de mármol. El monje descubre sus genitales, los palpa, venda, retuerce, saja, y un alarido sublime corona la cúspide de un pentagrama mientras se atiplan las voces angelicales del resto de los “castrati”.


Finalista en Wonderland el 12.11.2016



2 comentarios:

  1. Qué época aquella. Afortunadamente pasó, como otras.
    No me extraña que haya sido finalista, la verdad.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, LUisa. A ver si me paso a verte. Un beso

    ResponderEliminar