sábado, 8 de octubre de 2016

"Formateo"



Hizo añicos el espejo de la cómoda, coleccionista compulsivo de tantos arrumacos, tantos sueños, tantos desvelos, promesas y lujuria. Después, rompió el gran espejo del salón, confidente del primer contacto y de las primeras miradas cómplices. Destrozó también el del recibidor, repleto de adioses, sonrisas y esperanzas. El del lavabo, atiborrado de sospechas y secretos, de soledad, de miserias y lágrimas. Buscó luego el espejo del bolso y se lo echó a la cara; humedeció sus labios, torció de un lado a otro la cabeza sin dejar de mirarse y lo estampó contra el suelo. Inspiró. Salió a la calle.


Finalista en Wonderland el 08.10.2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario