viernes, 25 de diciembre de 2015

"Veintiún gramos de amistad"



Hace mucho tiempo yo tenía una sombra, juguetona y terca, agarrada a mis zapatillas. Nos conocimos un día masticando soledad junto al brocal de un pozo. Hablamos… y empezamos a correr. Frío, viento, calor y lluvia nos hicieron inseparables.

Cuando salíamos a entrenar, ¡pobre, siempre arrastras!, se quejaba de que nunca podía superarme. Yo cambiaba entonces de dirección hasta conseguir que se pusiera a mi lado y nos reíamos juntos de sus formas chaparras, alargadas o deformes. Los días de competición, sin embargo, eran mucho más complicados porque le daban miedo los malditos flashes y focos de la meta y se escondía siempre detrás de mí buscando refugio.


Ha pasado mucho tiempo desde entonces. Un cielo encapotado cubre ya mis párpados cansados y han desaparecido mi sombra y mis zapatillas. Si alguna vez la veis recorriendo los caminos, preguntadle por su soledad y por los veintiún gramos que me faltan.


Relato distinguido con el 2º Premio. El ganador fue Sergio Portela y el tercer puesto para M. Carme Marí. Mención especial obtuvo mi amigo Lorenzo Rubio, y dos amigas más fueron seleccionadas para la publicación en su REVISTA: Amparo Martínez, Mª Belén Mateos.

7 comentarios:

  1. Es lindísimo, Luis. Jamás pensé yo que eso de correr pudiera contener tanta ternura. Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Y un rayo de Luz me alegró este día!
    Gracias, Y feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  3. Olé, Luis. Este año voy un poco "tardana", pero ya estoy intentando ponerme al día. Me encantó tu relato. Enhorabuena por el merecido premio, guapetón, y ¡Feliz 2016!
    Mil besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Izaskun. Veo tu nueva foto y no puedo más que desear QUE NO TE FALTEN LOS BESOS

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar