lunes, 27 de octubre de 2014

"Último tango en el tanatorio"

Tomada de la red
Ilustración de Mercedes Daza






Llegué solo al tanatorio. Parecía que todo el mundo se hubiera congregado en el velatorio número cuatro. La viuda, sorteando a la concurrencia, avanzó con decisión hacia el féretro levantando un murmullo creciente. Con su pelo ensortijado, la mantequilla debajo del brazo y aquel picardías rojo que tantas veces había conseguido reanimarle. Estaba convencida que tenía que funcionar, como funcionó en París cuando estaban los dos al borde de la autodestrucción. Algunos intentaron disuadirla pero era muy persistente cuando quería meterse algo entre ceja y ceja.
Dos horas después, entre vítores y aplausos, tuvo que abandonar la sala con una mezcla de satisfacción y fracaso. Fue entonces cuando Julia, su amiga íntima, le pidió permiso para intentarlo a su manera. Todos conocían las maneras particulares de Julia. Sin embargo, nadie confiaba en que fueran suficientes.

Por un momento dudé que todo aquello estuviera sucediendo realmente pero no tenía tiempo para comprobarlo. Me fui a la sala que me habían asignado y empecé a recibir las condolencias antes de meterme en la caja y esperar mi suerte.




Para: ENTC
Requisitos: < 200 palabras

3 comentarios:

  1. Luis, me encanta tu sentido del humor, es desconcertante el final, se supone que el muerto no es tal.?
    La verdad después de leerlo varias veces no acabo de entenderlo bien, puede que esté un poco espesa , si puede porfa, dame una pista sobre lo que realmente quieres decir.
    Besos y perdona por esa torpeza mía al no entenderlo.
    Puri

    ResponderEliminar
  2. Hola, Puri. Ahora te quiero un poco más por tu sinceridad. No pretendo decir nada, la verdad.. No hay mensajes escondidos. Cuando tratas con el absurdo, cabe cualquier interpretación y el disfrute está en la propia situación en sí. El protagonista es un muerto que pasaba por allí y se detuvo a contemplar aquellas situaciones tragicómicas del velatorio número cuatro. Un poco de sexo, un poco de humor, un poco de juego con las palabras y un mucho de absurdo, nada más. Algunos comentarios que me han puesto en la página de ENTC, creo que son acertados. Al final el muerto decide meterse en su caja con cierta envidia de "Marlon Brando".

    ResponderEliminar
  3. Genial! Inmediatamente le he puesto imagen y banda sonora a lo "Buñuel". Me he reído mucho!

    ResponderEliminar